El actual programa de doctorado lleva asociado la realización de actividades formativas, que sustituyen a los antiguos cursos de doctorado. A diferencia de los planes anteriores, las actividades son obligatorias. La escuela de doctorado y el programa ofertan actividades, cada vez más, y se puede participar en actividades de otros programas. Los mínimos impuestos a los estudiantes de doctorado de nuestro programa, a realizar a lo largo de todo el doctorado, son los siguientes:

  • 270 horas en actividades de la Escuela de Doctorado (dentro de ellas se incluyen tanto las propuestas por la escuela como por los distintos programas, incluyendo el nuestro).
  • 50 horas en seminarios sobre herramientas metodológicas e instrumentales
  • 40 horas de puesta en común con otros investigadores fuera del grupo propio de investigación
  • 20 horas para la presentación periódica en el grupo de investigación
  • 300 horas de estancias en centros nacionales e internacionales: optativo y sustituible por la participación del doctorando en otras actividades que tengan un objetivo formativo similar, como una colaboración contrastada con otros grupos de investigación en las que el candidato tenga una misión activa y demostrable.
  • 30 horas de participación en escuelas de verano de doctorado o “doctoral consortia”: optativo y sustituible por la participación del doctorando en otras actividades que tengan un objetivo formativo similar.
  • 30 horas en seminarios invitados
  • 30 horas para asistencia en congresos: optativo y sustituible por la participación del doctorando en otras actividades que tengan un objetivo formativo similar, como la realización de publicaciones en revistas con elevado índice de impacto, complementada por exposiciones del trabajo desarrollado para un público amplio, más allá del grupo de investigación propio.

Las actividades pueden ser sustituidas por actividades de un carácter similar. Se recomienda que, en la medida de lo posible, las actividades sean presenciales, ya que una de las finalidades es el intercambio con otros investigadores. No se consideran actividades formativas tareas como escribir o publicar un artículo, leer artículos, escribir informes, realizar experimentos, escribir la tesis, etc.